Termografía Infrarroja

¿Qué es la termografía infrarroja?


La termografía infrarroja es una técnica que permite medir la temperatura de un objeto por la captación y análisis de la radiación infrarroja que este emite.

Las ondas infrarrojas no son visibles al ojo humano, pero, con la ayuda de una cámara termográfica, podemos visualizar esa energía radiada como una imagen mostrando la temperatura de los objetos.

De esta manera, la termografía permite detectar temperaturas anómalas en equipos o maquinaria antes de que estas causen problemas graves.

Por esto, la termografía infrarroja es una herramienta muy valiosa para el mantenimiento predictivo de cualquier planta industrial.

Pase su mouse o haga click sobre las imagenes para ver como se miran en una inspección termográfica.

Beneficios

La termografía ayuda a encontrar anomalías que usualmente preceden a fallas costosas en equipos eléctricos y mecánicos. Al encontrar estas anomalías a tiempo, se pueden tomar las acciones correctivas necesarias para evitar la falla total del equipo o maquinaria, paros en la producción, o aun incendios—incidentes que serían más costosos que el simple mantenimiento del equipo.

Además, con la termografía, se puede evaluar el consumo de energía en instalaciones o líneas de producción, para encontrar puntos de ineficiencia energética (por ejemplo, en los sistemas de refrigeración se pueden encontrar puntos de fuga)

Piso de un cuarto congelado.
Termografía al piso de un cuarto frío, para ver que la resistencia esté funcionando correctamente.

Aplicaciones

La termografía tiene un gran rango de aplicaciones, entre las cuales están las siguientes:

Sistemas eléctricos

Instalaciones de Alta Tensión
En este tipo de instalaciones, se pueden encontrar anomalías que indiquen la oxidación de interruptores de alta tensión, conexiones sobrecalentadas, conexiones mal aseguradas, o defectos de aislamiento.

Instalaciones de Baja Tensión
En este tipo de instalaciones, se pueden encontrar anomalías que indiquen conexiones sobrecalentadas, breakers sobrecargados, conexiones corroídas, daños internos en los fusibles y malas conexiones.

Instalaciones mecánicas

Con la termografía, se pueden encontrar problemas de lubricación, errores de alineación, motores recalentados, corto circuitos en la armazón de motores, rodillos desgastados, bombas sobrecargadas, ejes de motor recalentados y rodamientos calientes, entre otros. Los equipos que se pueden estudiar por termografía incluyen los siguientes:

- Motores
- Conexiones
- Cojinetes
- Bombas
- Compresores
- Turbinas
- Bandas transportadoras

Otras Aplicaciones

Inspección de cuartos fríos o congelados

Inspección de techos

Inspección de tuberías
La termografía ayuda a encontrar problemas en tuberías y válvulas, como fugas, fallas de aislamiento y obstrucciones.

Detección de llamas
Ciertos procesos de producción generan gases que arden en llamas que, a veces, son invisibles al ojo humano. Es de suma importancia que esa llama sí esté ardiendo; de lo contrario, podrían soltarse gases dañinos a la atmosfera. La termografía permite ver fácilmente si la llama está ardiendo o no.

Detección de nivel de depósitos
Por ejemplo, en un silo o un contenedor, se puede ‘ver’ por la termografía el nivel del contenido.

¡Ahora, en Tipsa, ofrecemos este servicio! Contamos con personal certificado y equipo con la última tecnología para garantizar el mejor servicio de termografía posible.

Contáctanos
11 avenida 36-71 Zona 11 las Charcas, Ofibodega centro once, Bodega #25
tipsa@tipsa.com.gt